Savitri: Libro VII: El Libro del Yoga. Canto VI: Nirvana y el Descubrimiento de la Absoluta Negación – 549

549

Sólo una última anulación restaba ahora,
un impreciso paso indefinible de aniquilación:
todavía permanecía una memoria del ser
que la mantenía separada de la nada:
estaba en Eso* pero todavía no se convertía en Eso.

Esta sombra de sí misma* tan cercana a la nada
era todavía el punto de apoyo del yo para vivir,
regresar de lo Inconcebible
y ser lo que una misteriosa vastedad pudiera elegir.

Incluso como lo Incognoscible decretada,
podía ser nada o convertirse de nuevo en Todo,
o si el omnipotente Nihil tomaba una forma
emerger como alguien y redimir el mundo.

Incluso, pudiera aprender lo que la mística cifra contenía,
esta aparente salida o cerrado final de todo
pudiera ser un ciego pasaje tenebroso oculto a la vista,
su estado la eclipsante concha de un oscurecido sol
en su secreta vía hacia lo Inefable.

Incluso ahora su* espléndido ser pudiera flamear en retroceso
desde el silencio y la nulidad,
brillante porción del Todo-Maravilla,
poder de un Absoluto todo-afirmador,
brillante espejo de la Verdad eterna
para mostrar del Uno-en-todo su faz manifiesta,
a las almas de los hombres su profunda identidad.

O pudiera despertar dentro de la quietud de Dios
más allá del cósmico día y de la cósmica noche
y descansar aquietada en su blanca eternidad.

Mas esto era ahora irreal o remoto
o escondido en el místico insondable vacío.

En la infinita Nada estaba el último signo
o si no lo Real era lo Incognoscible.

Un solitario Absoluto lo negaba todo:
desde su soledad borraba el ignorante mundo
y anegaba el alma en su paz eterna.

 

FIN DEL CANTO SEIS

 

Notas:
Eso: el Uno sólo real. (Véase 547)
sí misma: Savitri.
su espléndido ser: de Savitri

 

***
Cartas sobre este tema dirigidas por Sri Aurobindo a discípulos pueden leerse en la página dedica al poema Nirvana.

Pincha aquí para ver toda la obra publicada hasta ahora:   Sri Aurobindo. Una leyenda y un símbolo

Pincha aquí para ver la página dedicada al poema Savitri de Sri Aurobindo, con posibilidad de descarga íntegra del poema. 

Deja un comentario