Cuatro músicos extraordiarios, cuatro espíritus con luz y un encuentro en Hungría en 2014, con motivo del Everness Festival, cuyo resultado es esta magnífica aventura musical en la que improvisando crearon “The Song of the Butterfly”, -La Canción de la mariposa-, bella música que nos lleva a recordar que estamos en la búsqueda sin fin de nuestra esencia y que -a modo de metáfora- como mariposas en su breve existencia, volamos sobre las flores de un jardín enorme siendo conscientes de que muchas veces nos perdemos entre amores y dolores.

Ellos son Istvan Sky Kék Ég, Estas Tonne, Pablo Arellano, Indrė Kuliešiūtė, cada uno con su impronta, cuatro instrumentos: guitarra, piano, sitar y tampura, y una voz peculiar, el espíritu hindú. Un maravilloso resultado.

El sonido curativo nace en un estado de meditación profunda, en silencio, si es posible en la naturaleza, sintiéndonos uno con ella, música sanadora, sonidos etéreos, mágicos, para escuchar muchas veces, hasta encontrar nuestro propio sonido interior.

Las palabras sobran, sólo hay que escuchar abriendo el corazón y el alma, sosegando ruidos… en paz… cerrando los ojos… dejándose llevar…