Krishnamurti nos habla del espacio psicológico en el cerebro necesario para terminar con todas las cosas del ego para ser nada.